Acciones Básicas

En las comunidades acompañadas, los agentes capacitados ponen en práctica un conjunto de acciones de promoción de la salud, nutrición, educación, ciudadanía y catequesis. Actúan de forma ecuménica, buscando la vida plena y el desarrollo integral del niño y de la niña y el mejoramiento de la calidad de vida de la primera infancia sus familias.

 

Cuando la familia es acompañada por el agente de la Pastoral de la Primera Infancia, sus miembros se sienten apoyados y fortalecidos en la búsqueda de soluciones para los problemas. El líder pertenece a la misma comunidad, conoce bien a la familia y la situación en que ésta vive. De esta forma, puede orientarla sobre sus derechos y deberes. Ellos luchan juntos por mejores condiciones de vida.

 

 

El Agente también contribuye para prevenir la violencia doméstica, con mensajes de paz, amor y solidaridad. Las acciones básicas son aquellas que no pueden faltar. Ellas son la esencia del trabajo de la Pastoral de la Primera Infancia. Vamos a conocerlas.

 

 

 

Cómo lo hacemos

 

 

 

Las actividades del Agente de la Pastoral de la Primera Infancia

 

Jesús dijo: “Nadie enciende una lámpara para cubrirla con una vasija o colocarla debajo de la cama; por el contrario, es colocada sobre un soporte para que todos los que entren vean la luz” (Lc 8,1;16).

 

Esta enseñanza orienta el trabajo del Agente, que lleva la luz del conocimiento y de la solidaridad a las familias de su comunidad. Él multiplica el conocimiento y la solidaridad a través de tres actividades mensuales: la Visita Domiciliaria, el Día de la Celebración de la Vida y la Reunión para la Reflexión y Evaluación.

 

La visita que genera lazos de fraternidad

 

La Visita Domiciliaria es el contacto más personal entre el agente comunitario y las familias que éste acompaña. Durante las visitas, el agente tiene la posibilidad de conocer mejor a la familia y compartir conocimientos y experiencias sobre salud, nutrición, higiene, ciudadanía, gestación, prevención de enfermedades, educación infantil, entre otros temas. El agente también analiza que es lo que puede ser mejorado en el cuidado de los niños y las niñas, en la gestación, en la alimentación y en la convivencia familiar.

 

En la Pastoral de la Primera Infancia, cada agente acompaña en promedio a 13 familias. En Brasil, son más de 14.000 visitas domiciliarias realizadas todos los meses. Las familias visitadas cuidan mejor de sus niños, niñas y fortalecen la autoestima para transformar sus vidas y de sus hijos.

 

Celebrar la vida

 

El Día de la Celebración de la Vida es el momento en que las comunidades reúnen a sus niños y niñas, acompañados por uno o más miembros de las familias, para ser pesados. Este momento de fraternidad es enriquecido con el intercambio de experiencias, información y es compartida una deliciosa merienda.

 

Cada comunidad tiene su propia forma de organizar su Celebración. En la casa de los agentes, al aire libre, debajo de árboles o en otros espacios, con alimentos regionales. La Pastoral de la Primera Infancia pesa a los niños y las niñas en un clima de fiesta, celebrando las conquistas y buscando alternativas para mejorar la calidad de vida de cada uno de ellos. La espiritualidad y la oración están presentes en todas las acciones. En el Día de la Celebración de la Vida se invita a comprender la importancia de la Fe y de la convivencia fraterna entre las Iglesias, en una dimensión ecuménica y suprareligiosa.

 

El peso de cada niño o niña es registrado en el Cuaderno del Agente. La información llega hasta la Coordinación Nacional de la Pastoral de la Primera Infancia, donde es digitada y se transforma en un importante indicador de la salud y del bienestar.

 

Reflexión y Evaluación

 

La narración del milagro de la multiplicación de los panes concluye diciendo que “todos comieron y se saciaron” (Juan 6, 1- 15). De esta forma, en la metodología de la Pastoral de la Primera Infancia, los voluntarios organizan a la comunidad, y  evalúan y reflexionan sobre los resultados de su trabajo comunitario cada mes.

 

La reunión de Evaluación y Reflexión es uno de los momentos más importantes del trabajo de esta inmensa red de solidaridad humana. Es cuando los agentes y el coordinador parroquial de la Pastoral  de la Primera Infancia llenan las las HABS – Hojas de Acompañamiento y Evaluación Mensual de las Acciones Básicas de la Salud y Educación en la Comunidad, después que las visitas domiciliarias y el peso de los niños y las niñas de la comunidad ya fueron concluidos.

 

Este retrato mensual de la comunidad es enviado a la Coordinación Nacional, que registra todos los datos en un Sistema de Información. Durante la reunión, los agentes evalúan los progresos de sus acciones, utilizando la metodología de Ver, Juzgar, Actuar, Evaluar y Celebrar. Durante este encuentro, ellos observan la realidad de las familias que acompañan, juzgan las causas y las consecuencias de determinada situación, aúnan esfuerzos y evalúan cuales alternativas pueden ayudar a la familia o a la comunidad.

 

Video Destacado

 

 

Noti - Red

PGT RssScroller - Copyright © 2010 by pagit.eu

Donaciones

Pastoral de la primera Infancia - 2012   |   Dirección: Carrera 58 · 80-87  |    Teléfono: 4375540 Ext: 260- 290   |  Bogotá, Colombia


Email: [email protected]


Inicio   |   Acciones Básicas   |   Talleres de Actualización   |    Eventos  |   Únase a Nosotros   |   Boletín